Vía Augusta en Elche

19 diciembre, 2013 0 Por blogero

Via_AugustaCVEl secretario autonómico de Infraestructuras y Transporte, Victoriano Sánchez-Barcáiztegui, ha inaugurado hoy en Elche la exposición “El premio de la Tierras” en la que explica el paso de la Vía Augusta en la Comunitat. La muestra podrá visitarse hasta el mes de febrero en el Parque Arqueológico L´Alcúdia.
Esta exposición itinerante ya ha recorrido varios municipios de la Comunitat y muestra la historia y el trabajo que desde la Generalitat se está realizando para la recuperación y puesta en valor de este camino histórico para que los ciudadanos puedan disfrutarlos.
La Vía Augusta es una de las principales calzadas construidas por los romanos en España. Con una longitud aproximada de 1.500 km, atravesaba la península desde los Pirineos hasta Cádiz, bordeando el Mediterráneo.
Sánchez-Barcáiztegui ha explicado que el trazado de la Vía Augusta recorrió la Comunitat, en la que Elche era un punto importante de esta red viaria. A lo largo de largo de su recorrido se localizaron numerosos asentamientos romanos que dieron lugar al nacimiento de ciudades y poblaciones como Valentia (València), Saguntum (Sagunto), Lucentum (Alicante), Saetabis (Xàtiva), etc.
Ante la importancia de esta vía, la Generalitat ha redactado un Plan Director de Recuperación de la Vía Augusta en la Comunitat para identificar su trazado, salvaguardar esta infraestructura histórica y ponerla a disposición de los ciudadanos para que la puedan disfrutarla a pie, en bicicleta o a caballo. Para ello se está planificando la restauración, armonización paisajística y dotación de servicios para el transeúnte.
La Vía Augusta atraviesa las provincias de Castellón y Valencia a lo largo de 280 km, desde el río Sénia (límite con Tarragona) hasta la Font de la Figuera (prolongándose por Albacete). A partir de aquí, se ha identificado un ramal de 170 km en la provincia de Alicante que, descendiendo por el río Vinalopó, alcanza Cartagena pasando por Elda, Aspe y Elche.
Este eje vertebrador, que atraviesa la Comunitat de norte a sur a lo largo de 450 km, se completa con la Via Dianium, trazado de 180 km que conecta las poblaciones costeras desde Albalat de la Ribera hasta Alacant.

Ramal alicantino
En época ibera y romana L’Alcúdia sería probablemente un altozano en medio de una planicie de humedales, y por tanto el punto donde se concentraría la población. La desecación y conversión en fértil vega favorecería el desarrollo del núcleo primitivo ibero y la atracción de nuevos colonos, hasta el punto de que la asignación de tierras en Ilici era un premio para los licenciados del ejército romano, los veteranos de las guerras, en el siglo I a.C.
Pocos territorios tienen tan acreditada la impronta romana como el Campo de Elche, que todavía es reconocible en los caminos actuales. Con la precisión de la administración romana, el terreno fue parcelado siguiendo un trazado en retícula, formando cuadros (centuria) de 710 metros (237 pies romanos) de lado y divididos en parcelas grandes (heredia), medianas (iugera) y más pequeñas (actus).
El Museo de L’Alcúdia conserva el valioso documento que certifica este reparto, es una singular placa de bronce con el registro catastral de la adjudicación de lotes de tierra a 10 nuevos colonos. La calzada romana sería la directriz que marcara la orientación de esta malla, adoptando el papel de cardo maximus (camino principal de norte a sur), que actualmente se atribuye al Camí d’Alborrocat, al lado Este de L’Alcúdia.
La relevancia de Ilici en el itinerario romano viene potenciada por su posición como nudo de caminos, enlazando Lucentum (Alicante) y la ruta litoral con la calzada interior por el norte y con el acceso al Portus Ilicitanus (Santa Pola) y Carthago Nova (Cartagena) por el sur.