La justificación no justificada de la adjudicación del bloque de viviendas en San Antón

11 diciembre, 2014 0 Por Anton

Hemos tenido ocasión de contactar con expertos en Arquitectura y que han tenido acceso al contenido del pliego de condiciones técnicas del concurso para la adjudicación de proyecto y obras del edificio de viviendas en San Antón y además han estudiado las ofertas presentadas y nos han aportado las siguientes conclusiones:

Destaca en primer lugar lo que todos hemos visto respecto a la oferta económica, concluyendo que la oferta de la empresa adjudicataria es la de mayor coste, lo que supondrá una elevación del coste de construcción de las viviendas en 8.000 € cada una.

A la vista de la documentación técnica se detectan incumplimientos de normativa en alguno de los proyectos presentados, e incluso en el adjudicado:

a) El número de vivendas adaptadas debe ser de tres y no de dos, pués la norma dice que debe ser mayor o igual al 3 % del número de viviendas a construir, y 2 no es superior o igual a 2,15 por tanto el redondeo debe tomar el valor entero superior, que  según norma debe ser 3.

b) Se debería de comprobar la idoneidad de lo proyectado en la totalidad de los proyectos en cuanto a Seguridad en Caso de Incendios para las personas.

c) Respecto a la eficiencia energética, destaca que no ha sido motivo de exclusión la empresa adjudicataria, sino que se le indica que será necesario antes de la solicitud de Licencia y de inicio de las obras que la empresa seleccionada justifique de forma más completa la Calificación energética del edificio terminado, ya que mucha de las empresas no han utilizado el procedimiento correcto de cálculo y deberán de confirmar y garantizar el mínimo requerido. Curioso que se valore un documento que no existe o no se da validez.

d) Desconocemos si se ha dado cumplimiento a la recomendación de que una vez adjudicado el proyecto se contrate a una OCA para la revisión del proyecto y supervisión en fase de ejecución. No se dice nada del resultado de dicha revisión.

e) En el aspecto económico, la empresa adjudicataria se compromete a comprar las viviendas que no fueran adquiridas por los vecinos del barrio. Aspecto que no parece legal y moralmente aceptable, que se parta de una promoción pública financiada en parte por el Ministerio, Consellería y Ayto de Elche, y sus viviendas puedan ser adquiridas por una mercantil privada para su posterior explotación económica.

De lo anterior se puede deducir que las justificaciones de PIMESA para la adjudicación, debieran ser revisada y adaptarse a normativas de aplicación y que no se han tenido al parecer en cuenta a la hora de realizar una correcta valoración a efectos de adjudicación de obra completa.

Sin duda la corrección o adaptación a normativa supondrá un incremento sustancial en el coste de ejecución y un importante desfase en el aprovechamiento de suelo previsto para las viviendas, entendiendo todavía menos la justificación de la adjudicación seleccionada y que pienso se debe clarificar.