El Sarangollo

24 junio, 2012 0 Por Sansano

SarangolloEl sarangollo es un juego de cartas que se practica sobretodo en Elche, dónde está considerado cómo un símbolo local, aunque también se practica en otras zonas de la provincia.

El orígen del juego no es conocido. En varios pueblos de la Vega Baja e incluso en el sur de la provincia de Valencia, el juego del truco, a veces llamado La Perejilla se parece al sarangollo. Podría tratarse de un juego importado por marineros o por los árabes, que con el tiempo, evolucionó localmente con diversas variantes.

La práctica del sarangollo necesita de una baraja española de 40 cartas y un número par de jugadore3s, normalmente seis divididos en dos equipos de tres jugadores cada uno.En este sentido es básico el uso de señales entre los compañeros para comunicarse las cartas que cada uno lleva.

Es un juego de envite. Cada partida se divide en cotos, y cada coto en piernas (cames). Para ganar hay que hacer dos cotos, y a su vez, dos cames para apuntarse el coto. El valor de los puntos de las cama, varía entre 40 en partidas de equipos de tres y 30 en equipos de dos personas. En partidas de uno contra uno, denominadas cinquet, son de 5 puntos hasta un valor acordado previamente.

Una peculiaridad del sarangollo es que no se reparte un número fijo de cartas. Así, la persona que reparte cartas puede dar 4, 5 ó 6 cartas, siempre de la parte inferior del mazo. Cuando se han repartido, la última se gira boca arriba, la muestra, y marcará el color del perico y la perica. Acto seguido, cada jugador selecciona tres cartas de entre las que ha recibido. Las rechazadas se apartan, sin descubrir, junto al montón. El perico es el caballo y la perica la sota del color de la carta de la muestra. Si la muestra es caballo o sota, se sustituye por el rey. Su valor es de 8 puntos por el perico y 7 por la perica.

El juego se inicia por la persona consecutiva al repartidor, en sentido contrario a las agujas del reloj. Entonces, el jugador dirá en voz alta, el juego con el que cuenta (envite, flor, secansa, ali y truc), y el resto han de decir, «yo» si tambien lo tienen ó «bueno/a» si es al contrario. Cuando ya todos han cantado Ssus juegos, pondrá una carta boca arriba sobre la mesa. Este proceso lo repite el segundo jugador y así sucesivamente, hasta que llega de nuevo al repartidor.

Este último no está obligado a cantar sus juegos, salvo la flor. Entonces debe decir, al comenzar el truco «de mi flor» al poner la carta sobre la mesa. Como en este caso es el único que tiene el juego, se lo apunta directamente.

Cuando se acaba la vuelta, los equipos cuentan las bazas, se cuentan los puntos y reparte de nuevo. Cuando un equipo llega a 30 puntos (en partidas de dos contra dos) o 40 puntos (tres contra tres), gana la pierna. Ahora bien, el primer equipo que haya conseguido obtener la puntuación necesaria haciendo la secuencia de los juegos (envite coliflor, secansa, ali y truc), también habrá impuesto sin tener que disputar otros juegos.

Los juegos posibles son: El Envite, la Flor y la Secansa.

Desde 1983, el bar Cantó de Elche, celebra un campeonato de sarangollo.